De la Capilla Real al Sacromonte: ruta por el legado cristiano de Granada

Claves del recorrido

    • Plaza de las pasiegas
    • Plaza de Alonso Cano
    • Catedral de Granada y Capilla Real
    • Barrio de La Alcaicería
    • Plaza de Bib-Rambla
    • Calle Reyes Católicos y Plaza de Isabel la Católica
    • Gran Vía de Colón
    • Jardines del Triunfo
    • Plaza Nueva y Plaza de Santa Ana
    • Abadía del Sacromonte

Con más de 800 años de historia, por Granada han pasado los fenicios, los romanos, los judíos, los musulmanes y los cristianos y en la actualidad la ciudad recibe a cientos de turistas y estudiantes de todas partes del mundo.

En Granada, situada a 420 km de Madrid y a 250 km de Sevilla, está la Alhambra, uno de los monumentos más visitados de España, y también el parador más difícil de reservar.

Esta ciudad es una ventana abierta a dos mundos: el cristiano y el musulmán; y paseando por sus calles es posible recorrer los pasos de los Reyes Católicos durante la reconquista. Por ello, en esta ocasión buscaremos los puntos que marcan este cambio cultural e histórico en España.

Historia de la reconquista

Gobernada por el rey Boabdil, Granada era el último enclave musulmán de Europa occidental y, en 1941, Isabel y Fernando -los Reyes Católicos- iniciaron el asedio de la ciudad desde el cercano campamento de Santa Fe.

Los cristianos cercaron Granada al tiempo que iniciaron las negociaciones para su rendición y, finalmente, el hambre y la presión militar llevaron a la firma de las capitulaciones de Granada el 25 de noviembre de 1941.

En este documento se fijaron las condiciones para la rendición de la ciudad, que tuvo lugar el 2 de enero de 1942 con la entrada de las tropas cristianas en Granada y la huída de Boabdil, quien primero se refugió en la Alpujarra para luego marcharse a África en 1493.

La catedral y la Capilla Real

Aunque los Reyes Católicos llegaron a Granada en 1492, la catedral de la ciudad no se comenzó a construir hasta 1526, a cargo del arquitecto Diego de Siloé.

El templo cristiano se levanta donde anteriormente se encontraba la mezquita principal de Granada y en su destrucción se halló una tablilla con la imagen de la virgen envuelta en pergaminos con texto en árabe, español y latín. Este hecho sirvió para que algunos moriscos intentaran unir ambas religiones y asegurar así su supervivencia en Granada. Sin embargo, el proyecto fracasó.

Junto a la catedral renacentista se encuentra la Capilla Real: tumba gótica de los Reyes Católicos y de su hija Juana la Loca y Felipe el Hermoso.

Existe una entrada combinada para visitar estos dos monumentos junto a la abadía del Sacromonte que cuesta 11 euros.

La Alcaicería y la plaza de Bib-rambla

La Alcaicería es el lugar perfecto para encontrar un regalo especial. Antiguo zoco de la ciudad, más ordenado y cuadriculado en la actualidad, aún recuerda a los mercados de los países árabes.

+  Núremberg: una ciudad testigo de la historia

Sus calles, atestadas de puestos de té, lámparas y souvenirs desembocan en la Plaza de Bib-rambla. En este lugar, hoy plagado de terrazas de restaurantes, se celebraban en el pasado las justas de los musulmanes y fue después plaza del mercado, en tiempos de los Reyes Católicos.

Estatua de la reina Isabel la Católica aceptando las proposiciones de Cristóbal Colón para viajar a las Indias en Granada.
Estatua de la reina Isabel la Católica aceptando las proposiciones de Cristóbal Colón para viajar a las Indias en Granada.

Desde esta plaza se llega a una de las grandes arterias de la Granada Cristiana: la calle Reyes Católicos, que conecta con la Gran Vía de Colón en la plaza de Isabel la Católica. Allí, una estatua de Isabel recibiendo las propuestas de Colón para viajar a las Indias recuerda el descubrimiento de América auspiciado por la corona.

En el otro extremo de la Gran Vía, los Jardines del triunfo cierran el contorno de la Granada cristiana.

Espectáculos flamencos y buses al Sacromonte

En la Plaza de Santa Ana y, sobre todo, en la Plaza Nueva siempre es fácil ver a gente arremolinada disfrutando de un espectáculo de flamenco. También desde allí es desde donde parten los autobuses que ascienden hasta la abadía del Sacromonte.

Anteriormente conocido como Valparaiso, este barrio granadino cambió de nombre con el descubrimiento de unos huesos quemados que inmediatamente se atribuyeron a San Cecilio, patrón de Granada. Desde ese momento, un camino de cruces se alzó a lo largo de la loma del Sacromonte, en cuya cima se levantó una abadía.

Convertido en centro de peregrinación de la cristiandad, junto a los huesos de San Cecilio se encontraron los conocidos como discos plúmbeos, unos librillos circulares con textos en latín y en árabe que, una vez más, intentaron conciliar al cristianismo y al islam sin éxito.

Descartados por la Iglesia como falsificaciones históricas, los discos plúmbeos fueron llevados a Roma, donde permanecieron hasta el año 2000, cuando fueron devueltos a la abadía.

Comentarios

2 comentarios

¿Te ha gustado? ¿Tienes dudas? ¡Deja un comentario!