Seguridad en Birmania y cena en el barrio chino de Yangón

De vuelta de la Shwedagon pagoda, un buen sitio para cenar es el barrio chino de la ciudad. Sin duda, se trata del barrio chino más auténtico en el que he estado en mi vida fuera de China y, aunque la sensación es turbia, no es peligroso y merce la pena.

La seguridad en Yangón, como en toda birmania, es total. Durante nuestro viaje, hemos caminado a altas horas de la noche y, lo cierto, es que dan más muedo los perros callejeros que las personas.

Como ya os he contado en otro post, la gente birmana es buena por naturaleza, no hay maldad en sus ojos e incluso cuando intentan engañarte (solo nos pasó una vez) lo hacen de una manera inocente, casi infantil.

Si comparamos Myanmar con India, los dos son dos países en los que la mayor parte de la población es pobre, pero, mientras en India hay miseria, en Myanmar se trata de una pobreza amable. Los birmanos son felices con lo poco que tienen, pero los indios quieren más y ven en el viajero una forma de aprovecharse.

Al volver a España, cuando me preguntan por este tema, siempre pongo el mismo ejemplo.  Creo que si en Yangón, o en cualquier otra parte de Myanmar, caminas por la calle arrojando billetes al suelo, detrás de ti habrá al menos una persona recogiéndolos para devolvértelos, mientras otros te pararán para indicarte que los estás pediendo.

Shwe Mingalar Restaurant, una apuesta segura

Volviendo al barrio chino de Yangón, ubicado, principalmente, en las calles 19 y 20, los restaurantes sacan sus mesas a la calle con la caída del sol y la comida es deliciosa pese al ambiente oscuro y lóbrego que puede ofrecer el entorno.

+  Ruta de 12 días por Japón

Las manchas de aceite en el suelo y la luz de pequeños farolillos atestados de polillas nos transporta casi a una película de cine negro, pero la atención es especialmente buena y la comida es deliciosa.

Asimismo, no es extraño que niños de otros puestos vengan a visitar tu mesa y te ofrezcan sus platos. Tenlo presente a la hora de pagar la cuenta y no habrá ningún problema.

Nosotros cenamos en Shwe Mingalar Restaurant, un pequeño establecimiento de la calle 19 que sirve riquísimos platos por un precio de risa. Es muy, muy barato. Muy, muy limpio. Y la cerveza está fresquita.

Comentarios

¿Te ha gustado? ¿Tienes dudas? ¡Deja un comentario!