¿Sabías que en Machu Picchu puedes bañarte en una cascada?

A poca distancia de Aguas Calientes en dirección a Hidroeléctrica se encuentra la entrada a los Jardines de Mandor.

El nombre parece que lo han sacado del Señor de los Anillos, pero no, los Jardines de Mandor son una reserva natural a orillas del río Urubamba y en ellos pueden observarse insectos, aves y flores de todo tipo. También puedes ¡bañarte en una cascada!

Los Jardines de Mandor fueron fundados en los años 60 por Lorenzo Alagón y ahora son sus nietos los que se encargan de gestionar este paraíso.

La entrada cuesta unos 20 soles (5 euros) y en la recepción te guardan las mochilas. Además, después de la visita, puedes comer en el restaurante Mamá Angélica, donde sirven una comida tradicional deliciosa. ¡Qué más se puede pedir!

Recorrer sus caminos al cobijo de la vegetación de bosque selvático y junto a regueros de agua es relajarte y refrescante. Pero, si el calor aprieta, lo mejor es darse un baño en sus imponentes cascadas.

Ahora que ya nos hemos refrescado, es un buen momento para seguir nuestra ruta, bien hacia Machu Picchu o de vuelta a Cusco por Hidroeléctrica.

Comentarios

¿Te ha gustado? ¿Tienes dudas? ¡Deja un comentario!