El Elevador de Santa Justa, la Torre Eiffel de Lisboa

Comparar la Torre Eiffel de París con el Elevador de Santa Justa de Lisboa es, a primera vista, excesivo. Sin embargo, lo cierto es que el estilo neogótico de este amasijo de hierros recuerda bastante al que Gustave Eiffel diseñó para la Exposición Universal de 1889 en la ciudad de la luz.

Raoul_Mesnier_du_PonsardRaoul Mesnier du Ponsard, ingeniero franco-portugués que el Ayuntamiento de Lisboa contrató en 1900 para construir el elevador, fue discípulo de Eiffel e impregnó a su obra de la fuerza y la belleza del hierro.

Situado en la rua de Santa Justa, el único ascensor vertical callejero de la ciudad se eleva 45 metros sobre el cielo de Lisboa y el diseño de la estructura es distinto en cada uno de sus niveles.

Administrado por la misma empresa que gestiona el Metro de la ciudad, la parada más cercana es Baixa-Chiado y conviene llegar pronto para evitar las aglomeraciones. El precio del billete de ida y vuelta, incluyendo el mirador, es de 5 €. Sin embargo, el elevador está incluido en los billetes de 24 horas del Metro y solo habrá que pagar un suplemento de 1,5 € por acceder a la plataforma superior.

Después de esperar la cola, el viajero accede por un pasillo hasta la cabina de madera del elevador que le dejará en el último nivel con salida a la calle. Pero, si lo que desea es subir al mirador, tendrá que acceder por una pequeña escalera de caracol que lo conducirá hasta la parte más alta de la estructura.

+  La nueva y la vieja Irlanda: Dublín y Galway

Las vistas son espectaculares. Ahora bien, no incluyen el elevador. Por tanto, para obtener una postal perfecta de la ciudad, mi consejo es visitar alguno de los miradores gratuitos situados en las colinas de Lisboa.

Comentarios

Un comentario

¿Te ha gustado? ¿Tienes dudas? ¡Deja un comentario!