Koh Samet, la mejor escapada desde Bangkok

Cerca de Bangkok, existe un lugar que aún no ha sido tomado por los turistas, en el que las playas son de fina arena blanca y las cristalinas aguas se vuelven turquesa con el reflejo del sol. Un lugar donde jugar con fuego y volar como un pájaro.

Un pequeño paraíso
a pocas horas de Bangkok

A solo 220 kilómetros de Bangkok, en el Golfo de Tailandia se encuentra la isla de Koh Samet. Cuna de leyendas de piratas, princesas y gigantes, esta isla, de tan solo seis kilómetros de longitud, es el lugar perfecto para hacer una escapada desde la capital de Tailandia.

El acceso a la isla se hace desde el embarcadero de Ban Phe, en la comarca de Rayong. Llegar allí desde Bangkok en taxi cuesta unos 2.500 THB (60 €), aunque puedes llegar a sacarlo por 1.600 (40 €) y se tarda unas tres horas (todo depende del tráfico que encuentres para salir de Bangkok).  Esta es una buena opción si viajas en grupo, pero, si viajas solo, también hay autobuses que salen desde distintos puntos de la ciudad.

Diversión de día…

La mayor parte de Koh Samet pertenece al Parque Nacional de Kao Laem Ya-Mu y, en teoría, debe pagarse una tasa de 200 THB (5 €) por entrar a la isla. Sin embargo, pagarla o no dependerá del azar, de dónde te deje el barco y de la temporada del año en  que la visites.

+  Berlín, qué ver en 48 horas

En Koh Samet existen tantos alojamientos como tipos de viajeros. Nosotros nos quedamos en el modesto Naga Resort, un hostal para mochileros dividido en cabañas que se pueden alquilar desde 800 THB (20 €) la noche.

La mejor manera de recorrer la isla es alquilando una motocicleta. Cuesta 100 baths (2,50 €) la hora y las principales carreteras de la isla están asfaltadas. Además, en la playa, se puede disfrutar desde el buceo en arrecifes de coral, hasta el parasailing, un vuelo con paracaídas tirado por un barco.

… y de noche

Cuando cae la noche, lo mejor es tomar una rica cena a pie de playa y disfrutar con espectáculos de fuego como los del Silversand Bar cóctel en mano.

Un pequeño paraíso a pocas horas de Bangkok. Lo mejor de Koh Samet es que, aunque los hay, no está inundado de turistas y la construcción tampoco ha hecho estragos en la isla. Por eso es  la mejor escapada desde Bangkok.

Comentarios

¿Te ha gustado? ¿Tienes dudas? ¡Deja un comentario!